martes, 2 de octubre de 2012

Parábola del siervo sin entrañas

Parábola del siervo sin entrañas.

Indicaciones:

1. Una Frase para el recuerdo.2. Lectura del texto bíblico: Mt. 18, 21-35
3. Videoanimación del texto.

3. Comentario y reflexión sobre el texto.
4. Audiovisión de la canción "Más allá" de Gloria Estefan.
5. Oración breve en grupo.

1. Frase para el recuerdo: 
"A perdonar sólo se aprende en la vida cuando, a nuestra vez hemos  necesitado que nos perdonen mucho"
(Jacinto Benavente) 

2. Lectura del texto bíblico:  Mt: 18, 21-35
En aquel tiempo, acercándose Pedro a Jesús le preguntó: Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano? ¿Hasta siete veces? Jesús le dijo: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete. Y les propuso esta parábola: el Reino de los Cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos. Al empezar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía 10.000 talentos. Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que se le pagase. Entonces el siervo se echó a sus pies, y postrado le decía: "Ten paciencia conmigo, que todo te lo pagaré." Movido a compasión el señor de aquel siervo, le dejó en libertad y le perdonó la deuda. Al salir de allí aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros, que le debía cien denarios; le agarró y, ahogándole, le decía: "Paga lo que debes." Su compañero, cayendo a sus pies, le suplicaba: "Ten paciencia conmigo, que ya te pagaré." Pero él no quiso, sino que fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase lo que debía. Al ver sus compañeros lo ocurrido, se entristecieron mucho, y fueron a contar a su señor todo lo sucedido. Su señor entonces le mandó llamar y le dijo: "Siervo malvado, yo te perdoné a ti toda aquella deuda porque me lo suplicaste. ¿No debías tú también compadecerte de tu compañero, del mismo modo que yo me compadecí de ti?" Y encolerizado su señor, le entregó a los verdugos hasta que pagase todo lo que le debía. Esto mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a vuestro hermano.

3. Videoanimación:
4. Comentario y reflexión sobre el texto: 
Hay experiencias que sólo se pueden comprender cuando se han vivido antes. Si el primero de los personajes no hubiese sido perdonado hasta nos parecería lógico que él hiciera lo mismo. Las deudas de cada uno no eran comparables, pero la actitud es completamente distinta. Y eso es lo que nos irrita en la vida, que algunos que reciben un montón de oportunidades luego sean los más intransigentes. Para este siervo que ha sido perdonado porque él lo pidió Jesús de Nazaret tiene las palabras más duras. Ante todo es la denuncia de la injusticia de los que han recibido mucho y no dan nada.

5. Videoaudición: Más allá de Gloria Estefan.


6. Oración en común.
Padre nuestro, que estás en el cielo
santificado sea tu nombre,
venga a nosotros tu reino
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
El pan nuestro de cada día, ¡Dánosle hoy!
Perdona nuestras ofensas
igual que nosotros perdonamos a quienes nos han ofendido.
No nos dejes caer en la tentación
y líbranos del mal. Amen

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada